Miércoles 24 de mayo de 2017
Home / Ensambladores / Procesadores / Cómo vender chips Kaby Lake
itsitio_intel-kaby-lake-procesadores 01

Cómo vender chips Kaby Lake

Los chips Intel Core i de séptima generación (Kaby Lake) para equipos de escritorio, lanzados a principios de este año, se encontraron con una gran cantidad de dudosas revisiones que negaban reales mejoras de performance con respecto a las generaciones anteriores. Así y todo, los nuevos chips están aumentando saludablemente su participación de mercado, evidenciando un claro interés en ellos por parte de los usuarios. Una comparación de características y performance entre las distintas generaciones Core i permite elaborar argumentos válidos para justificar una actualización a Kaby Lake.

LO QUE KABY LAKE TRAE AL ESCRITORIO

Desde que Kaby Lake apareció en notebooks se pusieron en evidencia importantes mejoras de performance, particularmente en el manejo del video de 10 bits. La reproducción de un archivo de video con color de 10 bits de profundidad en una notebook basada en Skylake con gráficos integrados causa una notable pérdida de cuadros y un rápido consumo de la batería. El mismo video, reproducido en una máquina Kaby Lake, transcurre con mayor suavidad y con menos impacto en el consumo energético. El nuevo núcleo gráfico con la más reciente protección de contenidos puede reproducir video 4K con alta calidad, desde servicios de transmisión de video por Internet tales como Netflix.

Los procesadores boxed Intel Core de séptima generación
Los procesadores boxed Intel Core de séptima generación

 

Desde los escritorios, sin embargo, la calidad de los gráficos integrados es un aspecto que interesa poco a los usuarios entusiastas, para quienes es mucho más importante la performance individual de los núcleos x86.

En agosto del año pasado, Intel señaló que Kaby Lake sería básicamente como Skylake, agregando que su proceso de fabricación mejorado le permitiría alcanzar frecuencias más elevadas. Puede verse en el caso del Core i7-7700K, el tope de línea de Kaby Lake, cuya frecuencia base es de 4,2 GHz y alcanza 4,5 GHz con Turbo Boost, contra los 4 GHz / 4,2 GHz del Core i7-6700K de la generación Skylake. El tamaño de caché, la cantidad de núcleos, el controlador de memoria e incluso el socket LGA 1151 se mantienen iguales de una generación a la siguiente.

ODIOSAS COMPARACIONES

El Core i7-6700K era uno de los más veloces chips para PCs de escritorio para múltiples propósitos, y los 300 MHz de velocidad adicional que agrega el Core i7-7700K en modo Turbo Boost suben un poco la vara de performance para Kaby Lake, con una mínima diferencia de precio.

Además de las marginales mejoras en frecuencia de reloj, la generación Kaby Lake trae también algunas mejoras de plataforma. Los chips Core i de séptima generación pueden manejar directamente memoria DDR4-2400, además de ser capaces de lidiar con velocidades superiores a esa mediante overclocking de memoria.

Sin embargo, los usuarios que tengan intenciones de elevar la frecuencia de sus chips Kaby Lake mediante overclocking se encontrarán con una barrera térmica importante. Los testeos independientes observan que, incluso con enfriamiento líquido, el chip Core i7-7700K encuentra su límite térmico en alrededor de 4,8 GHz. El i7-6700K ya era difícil de mantener a temperaturas razonables al elevar su frecuencia de reloj, y las mejoras en tecnología de proceso de Kaby Lake no parecen haberse traducido en más capacidad de overclocking.

La comparación entre el Broadwell-E y el Core i7-7700K le permite conservar su corona al campeón de varias generaciones atrás
La comparación entre el Broadwell-E y el Core i7-7700K le permite conservar su corona al campeón de varias generaciones atrás

 

El sitio UserBenchmark, dedicado a brindar información sobre hardware en base a datos provenientes de cientos de miles de PCs en todo el mundo, muestra claramente que las diferencias de velocidades entre el Core i7-7700K y el Core i7-6700K se sitúan en torno a 7 u 8 por ciento.

Al comparar métricas más específicas (como rendimiento en aritmética de punto flotante o de números enteros), en todos los casos el sitio destaca que la velocidad del chip de la generación Kaby Lake es “ligeramente superior” a la del chip de la generación Skylake. Los benchmarks del Core i7-7700K provienen de algo más de 14.200 usuarios, mientras que los del Core i7-6700K provienen de más de 102.360 usuarios.

Las dos muestras de usuarios son significativas, si bien la cantidad de usuarios que aportaron resultados de Skylake es varias veces superior debido al mayor tiempo que el chip lleva en el mercado. Es interesante observar, sin embargo, que las curvas comparadas de participación de mercado de ambos chips muestran que el Core i7-7700K ganó en los cuatro meses transcurridos desde su lanzamiento una mayor popularidad que la que el 6700K ganó en sus primeros ocho meses en el mercado.

LOS MONSTRUOS DE 10 NÚCLEOS

En el segundo trimestre del año pasado, Intel corrió el velo de sus chips extremos para PCs de escritorio apodados “Broadwell-E”. El Core i7-6950X ofrecía 10 núcleos, 20 threads y 25 MB de caché en un único socket LGA 2011-v3. Su multiplicador estaba desbloqueado para facilitar el overclocking. Entre otras novedades, el nuevo chip de 10 núcleos trajo a la mesa la tecnología Turbo Boost Max 3.0 (TBM 3.0), diseñada para mitigar las falencias de performance en código de único thread que los chips “Extreme” de Intel suelen presentar en comparación con los chips de cuatro núcleos con mayores frecuencias de reloj (ejemplo: Core i7-6700K). TBM 3.0 busca dentro del chip el núcleo con el mayor margen potencial de frecuencia, eleva su frecuencia de reloj al máximo y prioriza los threads para correr en ese núcleo.

La participación de mercado del Core i7-7700K está escalando rápidamente, con una curva más empinada que la que mostró su antecesor
La participación de mercado del Core i7-7700K está escalando rápidamente, con una curva más empinada que la que mostró su antecesor

 

Hasta ahora, ningún chip de Intel ha logrado robarle la corona de performance al Core i7-6950X en aplicaciones fuera del gaming. Las comparaciones de este chip con el i7-7700K muestran una clara superioridad del Broadwell-E en performance multi-núcleo, la cual es especialmente requerida en estaciones de trabajo. En benchmarks de gaming, sin embargo, donde la performance por núcleo individual es más importante, el chip de 10 núcleos muestra un puntaje apenas un 3 por ciento superior (margen obtenido gracias a TBM 3.0). En términos de precio, el Broadwell-E es más de 5 veces más costoso.

Los resultados exhibidos para el Core i7-6950X provienen de “apenas” 682 usuarios, contra los más de 14.200 del flamante Core i7-7700K. Esto da una idea de la diferencia de magnitud de los mercados de uno y otro chip.

SE VIENE SKYLAKE-X

Se comenta que en agosto de este año llegará una nueva bestia de 10 núcleos que intentará destronar al i7-6950X. Se trataría del chip Skylake-X. Los rumores provienen del sitio taiwanés BenchLife, en donde se señala que los nuevos chips podrían aparecer en el evento Gamescon en Alemania a fines de agosto. Resulta dudoso que Intel decida lanzar su nuevo super-chip de 10 núcleos, con un precio que bien podría estar en alrededor de U$S 1.700, en un evento para gamers, siendo que tal chip se orienta más bien al rubro de creadores de contenido. También podría ser que Intel utilice como marco para el lanzamiento del nuevo chip a su Developers Forum, a realizarse entre el 15 y el 17 de agosto en San Francisco.

Los dos modelos tope de línea de las generaciones Kaby Lakey y Skylake, enfrentados por UserBenchmark. Kaby Lake gana, pero no por mucho
Los dos modelos tope de línea de las generaciones Kaby Lakey y Skylake, enfrentados por UserBenchmark. Kaby Lake gana, pero no por mucho

 

Según los rumores, Skylake-X será el sucesor directo de la actual gama Broadwell-E, ofreciendo chips con seis, ocho y diez núcleos, un TDP de 140 W y soporte para memoria DDR4 de canal cuádruple. Se rumorea que para la misma fecha se lanzará un chip Kaby Lake-X, el cual tendrá cuatro núcleos, un TDP de 112 W y operará con memoria DDR4 de canal dual. Ninguno de estos rumores fue confirmado por Intel, con lo cual estos datos deben ser tomados con pinzas.

LAS VÍAS DE MIGRACIÓN

Kaby Lake es mejor y más veloz, pero a pesar de su potencial de overclocking, muchos ensambladores esperaban más de la nueva generación de chips. Aun así, su adopción debe tomarse en consideración, con diferentes argumentos según distintos escenarios.

Para PCs que ya cuentan con un chip Core i7-6700K, la única razón de peso para actualizar sería que la tecnología Optane surja como una necesidad obligada. Fuera de eso, una migración a Kaby Lake sólo aportaría pequeñas mejoras que no valdrían la pena el esfuerzo. En equipos nuevos, en cambio, lógicamente la balanza de la decisión se inclinará hacia Kaby Lake, para aprovechar la mayor performance y las ventajas de la plataforma.

En máquinas con chips de generaciones Core i anteriores a Skylake, la justificación para actualizar tiene más que ver con el chipset que con la CPU, puesto que los chipsets antiguos no ofrecen soporte para las más recientes innovaciones en interfaces de E/S. Las mejoras en performance de Kaby Lake son en estos casos un valor agregado, más que la razón de peso que fuerza una actualización.

Mayoristas autorizados

Acerca de Gustavo Dumortier

Gustavo Dumortier
Analista en Computación y periodista especializado en informática. Trabajó en diversas publicaciones de tecnología y negocios y es autor de libros sobre algoritmos y programación. Actualmente es socio de la consultora argentina MasterSoft, en la que se desempeña como analista funcional.

También puedes ver

itsitio_dahua_intel movidius 01

La inteligencia artificial llega a las cámaras de videovigilancia

Movidius ha participado recientemente en un comunicado de Dahua Technology USA en el que Dahua …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *