Miércoles 13 de diciembre de 2017
Home / Destacado / Coffee Lake llegó a los escritorios
intel-coffee-lake-itsitio-latam

Coffee Lake llegó a los escritorios

Habiendo lanzado anteriormente los procesadores Core de octava generación para equipos móviles (la serie llamada Kaby Lake Refresh), Intel presentó formalmente la octava generación de chips para PCs de escritorio (Coffee Lake), entre los cuales se encuentran los primeros procesadores de seis núcleos para el segmento de consumidores de rango medio del mercado.

Liderando la nueva camada se encuentra el Core i7-8700K, un chip de seis núcleos capaz de ejecutar 12 threads en forma simultánea. Según Intel, este chip es “el mejor procesador para PCs de escritorio de gaming de todos los tiempos”. A diferencia del Core i9-7980XE (Skylake-X) que favorece una mayor cantidad de núcleos y tamaño de caché por sobre la frecuencia de reloj, el Core i7-8700K es una opción mucho más sensata para los gamers, y una que puede alcanzar 4,7 GHz en modo turbo de único núcleo, y 4,6 GHz cuando se involucran todos los seis núcleos. Su velocidad base es de 3,7 GHz y cuenta con 12 MB de caché L3.

Coffee Lake, de abajo y de arriba
Coffee Lake, de abajo y de arriba

Teniendo en cuenta que el precio final sugerido por Intel para el Core i7-8700K es de U$S 359 (para compras de 1.000 unidades) y que el tope de línea de la generación Kaby Lake (Core i7-77700K) puede conseguirse online por U$S 300, se obtiene que el diferencial que se paga por las novedades de Coffee Lake es de U$S 59 dólares. En la nueva alineación también hay un Core i7-8700 cuyo precio sugerido es de U$S 303, y también se trata de un chip de 6 núcleos y 12 threads, pero no posee un multiplicador desbloqueado que facilite el overclocking. Pero los modelos no-K tienen la ventaja de incluir una solución de cooling en el paquete.

“Estamos muy enfocados en dar a la comunidad de entusiastas la máxima experiencia de escritorio, desde una performance tope de línea hasta una plataforma flexible que se adapte a sus necesidades”, declaró el gerente general del Desktop Platform Group de Intel, Anand Srivatsa. “Nuestros procesadores de escritorio Intel Core de octava generación ofrecen mejoras tremendas en todos los ámbitos y, para los gamers en particular, ofrecen una experiencia imbatible”.

La familia Coffee Lake, construida bajo un proceso de 14 nanómetros (nm), aporta a Intel otra línea de CPUs para promover mientras prepara sus procesadores Cannon Lake de 10 nm. Según los testeos llevados a cabo por la propia empresa, Coffee Lake ofrece a los gamers hasta un 25 por ciento más de FPS en relación a Kaby Lake, en juegos populares y exigentes del estilo de Gears of War 4. Dentro de la comunidad gamer, los que se dedican al streaming serían los más beneficiados, ya que según Intel, con Coffee Lake se puede jugar, grabar y transmitir en simultáneo hasta dos veces más rápido en comparación a una PC de tres años de antigüedad equipada con un Core i7-4790K (Devil’s Canyon).

Alineación de chips Coffee Lake
Alineación de chips Coffee Lake

REACCIONANDO A LA COMPETENCIA

Como resultado de la presión puesta por AMD para subir la vara de rendimiento en el segmento de menor costo, Intel sorprendió al mercado incluyendo a la línea Core i3 en el aumento de núcleos de procesamiento. La competencia que Ryzen introdujo en el mercado de CPUs obligó a Intel a cumplir algo que se esperaba con ansias.

Los primeros chips de cuatro núcleos para equipos de escritorio salieron al mercado en 2006, con el nombre Core 2 Quad / Kentsfield. Esa fue la última ocasión en que Intel ofreció una plataforma de escritorio unificada para consumidores. La aparición de Core i7 a fines de 2008 se vio acompañada con la creación de la plataforma “entusiasta” de socket LGA1366. La plataforma de rango medio LGA1156 llegó un año después, con SKUs tales como el i7-860 e i7-870, dotados de cuatro núcleos con Hyper-Threading. A partir de allí, la plataforma de escritorio de rango medio de Intel pasó por tres actualizaciones de socket (LGA1155, LGA1150 y LGA1151) y seis generaciones más, pero los procesadores tope de línea se mantuvieron con cuatro núcleos capaces de ejecutar ocho threads.

Con Coffee Lake Intel cumple la esperada promesa de los seis núcleos, si bien a simple vista parece una reacción al lanzamiento de Ryzen por parte de AMD. Su aparición pública fue en las hojas de ruta dadas a conocer en 2016, y en aquel entonces su lanzamiento se esperaba para 2018. Al adelantarse al trimestre actual, se convierte en el tercer lanzamiento de CPU que Intel lleva a cabo este año. También es la cuarta arquitectura de la empresa en utilizar un proceso de 14nm, por lo que la estrategia PAO (processor-architecture-optimization) que reemplazó a la anterior “tick-tock” adquiere en este caso un segundo ciclo de optimización.

Los gráficos integrados de Coffee Lake siguen siendo Intel HD Graphics 630, lo cual no es lo ideal como alternativa de gaming sin placas gráficas. La cantidad de líneas PCIe también se mantiene igual (16 más 4 DMI 3.0 que se conectan al PCH). El agregado de un mayor número de líneas PCIe requeriría un cambio en el socket, y los planes de Intel contemplan dejar ese mercado para procesadores del segmento HEDT (escritorios de alta performance) tales como Core i9, puesto que la gran mayoría de los usuarios no requieren las líneas PCIe adicionales.

Los Core i3 unlocked de octava generaci+¦n ofrecen a los gamers una nueva opci+¦n de bajo costo
Los Core i3 unlocked de octava generaci+¦n ofrecen a los gamers una nueva opci+¦n de bajo costo

CHIPSET DE LA DISCORDIA

Para acompañar a sus nuevos microprocesadores, Intel lanzó su chipset Z370. “Para la plataforma, el nuevo chipset Intel Z370 provee una mejora en el suministro de energía, necesaria para que los nuevos procesadores de seis núcleos alcancen su máxima performance, junto con una mejora en el suministro de energía empaquetada para soporte de overclocking y ruteo de memoria. Más de 50 nuevas motherboards y diseños de sistemas estarán disponibles de parte una amplia gama de proveedores líderes”, declaró Intel.

Las motherboards basadas en Z370 usan el mismo socket LGA 1151 que las basadas en Z270, pero no admiten chips Kaby Lake. Se rumorea que las placas con Z370 son capaces de albergar procesadores de la generación anterior, pero (según lo publicado por el sitio Guru3D) Intel habría instruido a los fabricantes de mothers para impedir el soporte para dichos chips a través del BIOS. En general, quien adquiere una nueva mother con un nuevo chipset busca también una actualización de CPU. Pero no hay posibilidades para quienes deseen pasar a la nueva plataforma manteniendo su CPU o aprovechando una oferta de un Kaby Lake. Tampoco es posible colocar un procesador Coffee Lake en una placa con chipset Z270, por lo que la migración a la nueva generación de chips obliga a una actualización de la plataforma completa.

POTENCIALES COMPRADORES

Los chips Core de octava generación para PCs de escritorio representan una interesante opción para quienes buscan equipos nuevos. Coffee Lake pone sobre la mesa la opción de chips de 6 núcleos por menos de U$S 200, a la vez que reclasifica a los chips Core i5 de la generación anterior como Core i3. Otro detalle técnico interesante para destacar es que, a pesar de su mayor cantidad de núcleos, los chips Coffee Lake mantendrán su topología de bus tipo anillo, en lugar de adoptar una topología de red como la que es habitual en los chips con grandes cantidades de núcleos. La ventaja de esto es que, en chips con menores cantidades de núcleos, la topología de anillo logra en general una mayor performance.

Es bueno ver que finalmente Intel llevó a su plataforma de escritorio de rango más allá de los cuatro núcleos, si bien las arquitecturas de seis núcleos no son algo nuevo. Hace más de siete años apareció el Core i7-980X para infraestructura LGA1366, pero a un precio de U$S 999. Desde ese entonces, el precio de los seis núcleos fue cayendo gradualmente, hasta que con la octava generación Core se sitúa por debajo de los U$S 200: el precio sugerido del Core i5-8400 es de sólo U$S 182.

El lanzamiento de Coffee Lake hace del año 2017 el más movido en término de lanzamientos de nuevos microprocesadores Intel, si bien los cambios generacionales no aportan mejoras masivas de performance.

Acerca de Gustavo Dumortier

Gustavo Dumortier
Analista en Computación y periodista especializado en informática. Trabajó en diversas publicaciones de tecnología y negocios y es autor de libros sobre algoritmos y programación. Actualmente es socio de la consultora argentina MasterSoft, en la que se desempeña como analista funcional.

También puedes ver

itsitio_Intel Loihi

El nuevo chip de autoaprendizaje de Intel promete acelerar la inteligencia artificial

Imagina un futuro en donde las decisiones complejas puedan tomarse con más rapidez y adaptarse …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Real Time Web Analytics